Dirección

Av. Alfonso Ugarte 1228 Nº 201, Breña - Lima

¿Cómo recuperarme de una Rinoplastia?

La rinoplastia permite modificar y pulir la forma de la nariz, para conseguir un resultado armónico con el rostro. La operación de la nariz suele durar entre una y dos horas y puede practicarse con anestesia local y sedación o bien con anestesia general. Durante el postoperatorio de la Rinoplastia es normal tener algunas molestias y deben tomarse una serie de cuidados y precauciones para asegurar una recuperación óptima.

Te contamos cómo es el Postoperatorio de la Rinoplastia y qué puedes hacer para que tu recuperación tras la Operación de Nariz sea más rápida y menos molesta.

La recuperación después de una Rinoplastia

Tras una operación de la nariz, las 24 horas posteriores a la intervención, lo normal es tener la cara hinchada y sentir molestias y dolor de cabeza, que pueden tratarse con analgésicos. Durante ese primer día debes permanecer tumbado con la cabeza elevada.

Al finalizar la Rinoplastia, se colocan unos tapones en la nariz que se retirarán pasados entre uno y cinco días; durante este periodo de tiempo, será necesario respirar por la boca. Para evitar que te toques o te hagas daño en la nariz, tendrás que llevar la nariz escayolada después de la Rinoplastia. Dependiendo del tipo de Operación de Nariz que te hayan hecho (Rinoplastia cerrada o abierta), la escayola te la retirarán pasadas entre una y dos semanas.

La hinchazón y los hematomas siguen aumentando después de la operación de la nariz, hasta alcanzar su punto máximo pasados entre 2 y 3 días. Para aliviar las molestias se pueden aplicar compresas frías en la zona y así ayudar a que la inflamación del postoperatorio de la Rinoplastia disminuya. La mayoría de estos síntomas desaparecen al cabo de dos semanas, aunque puede persistir una mínima inflamación en la zona de la nariz que se irá yendo lentamente.

Pasadas 48 horas será posible ir recuperando la actividad normal y, normalmente, en una semana estaremos listos para volver al trabajo. Los resultados de la Rinoplastia son evidentes desde la retirada de la escayola, pero el resultado final no será definitivo hasta pasado un año. Hay un antes y un después tras la Rinoplastia.

Consejos y recomendaciones generales tras una Rinoplastia

Es importante recalcar los cuidados del postoperatorio tras la operación de la nariz, para que puedas tener una buena recuperación. Día a día, el postoperatorio de la Rinoplastia es crucial para ir dejando atrás los complejos y molestias de la intervención. Lo primero, es seguir las instrucciones del médico, especialmente sobre la medicación que te has de tomar durante la recuperación de la Rinoplastia.

Así pues, los cuidados durante el postoperatorio de la Operación de Nariz es esencial que sepas que:

  • Durante los primeros días tras la Rinoplastia es normal que la nariz sangre o que expulse una secreción sanguinolenta. En caso de hemorragia nasal, debemos sentarnos y permanecer relajados hasta que ceda por sí misma.
  • Limpiar los orificios nasales con solución salina y evitar sonarse. Si es necesario se puede recurrir a descongestionantes.
  • Durante los primeros días debemos evitar reír, llorar o gesticular en la medida de lo posible.
  • Al principio del postoperatorio de la Rinoplastia, es mejor comer alimentos que no estén demasiado calientes y que no requieran masticar mucho.
  • Evitar el consumo de alcohol durante las dos primeras semanas y no fumar ni exponerse al humo del tabaco durante los primeros meses, ya que dificulta la cicatrización.
  • Durante las primeras semanas se deberá evitar los ejercicios intensos, algunas actividades domésticas y las relaciones sexuales.
  • Evitar los golpes en la nariz.
  • Dormir boca arriba.
  • No es aconsejable tomar el sol durante los primeros meses. En caso de hacerlo, debemos usar un factor de protección solar muy alto. También es recomendable evitar el viento y el frío.
  • Las lentillas pueden volver a usarse desde el primer momento si el médico lo autoriza, pero si llevamos gafas deberemos tomar precauciones durante las primeras semanas.
  • Es posible ducharse con normalidad, pero evitando mojar la escayola. Es preferible lavarse la cara con agua fría y en todo caso debemos evitar mojar la zona de la nariz.

De esta manera, si durante el postoperatorio de Rinoplastia sigues los cuidados que te recomendamos en este post y, sobre todo, los que te indique tu médico especialista, tendrás una recuperación de la operación de la nariz óptima y rápida. ¡Podrás lucir de nariz en un cerrar y abrir de ojos!

Artículo de: www.clinicpoint.com

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *