Dirección

Av. Alfonso Ugarte 1228 Nº 201, Breña - Lima

4 Formas de cuidar tu piel

El cuidado de la piel consiste en más que solo limpiarla y usar lociones. Este también requiere que tengas una dieta saludable, que duermas y te ejercites lo suficiente, y que controles los niveles de estrés. Asimismo, tu tipo de piel único puede determinar todo tratamiento adicional que requieras, como el uso de productos exfoliantes o mascarillas humectantes.

Número 1

Lávate la cara dos veces al día para mantenerla sin grasa, mejorar tu tez y evitar el acné. Debes lavarte la cara al despertar en la mañana y antes de irte a dormir de noche. Usa agua tibia y un limpiador facial adecuado para tu tipo de piel. Puedes lavarte la cara con las manos limpias, un paño o una esponja suave.

  • Luego aplícate un tonificador y un humectante.
  • Si usas maquillaje, también debes quitártelo.
  • ¡Recuerda la piel de tu cuello! Esta suele pasarse por alto.

Número 2

No uses agua caliente cuando te bañes o te duches; en su lugar, usa agua tibia.El agua caliente puede sentirse relajante, pero también puede eliminar los aceites naturales de tu piel. Esto puede hacer que tu piel se reseque y desarrolle manchas.[1]

  • Si tienes piel reseca, usa un gel de baño humectante con aceites naturales, como el aceite de almendra, de coco o de oliva.

Número 3

Sécate la piel dándote toques suaves con una toalla. Debes secarte así la piel de tu rostro y tu cuerpo. Sería incluso mejor que te dejes la piel un poco húmeda. De este modo, podrá absorber el exceso de humedad y rehidratarse por sí sola.

Número 4

Aplícate un humectante o una loción en la piel mientras siga húmeda. Aplícate humectantes y cremas faciales en el rostro, y lociones o cremas corporales en el cuerpo. Cambia el tipo de humectante o loción que uses según la estación en la que estés. Usa una más espesa y rica durante el invierno, y una más diluida durante el verano.

  • Puedes usar un humectante que posea FPS para protegerte la piel contra los rayos perjudiciales del sol.
  • Todos los tipos de piel se beneficiarán al usar un humectante, ¡incluida la piel grasosa! Usa un humectante diluido o hecho a base de gel para la piel grasosa.

Número 5

No tengas miedo de usar maquillaje, pero hazlo con cuidado. Usa maquillaje que sea adecuado para tu tipo de piel, y quítatelo antes de irte a dormir para evitar el acné.[3] Si usas maquillaje todos los días, no lo uses en lo absoluto por 1 o 2 días, así le darás un descanso a tu piel.

  • Los maquillajes en polvo son grandiosos para la piel grasosa, pero los líquidos o en crema son más adecuados para la piel reseca.
  • Limpia tus brochas de maquillaje con frecuencia para evitar la acumulación y la propagación de bacterias que causen acné.

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *