La rinoplastia es una cirugía que cambia el aspecto a tu nariz, de forma eficaz y segura. Se pueden modificar los ángulos, resecar gibas nasales, cambiar la punta nasal, entre otras cosas.

Se recomienda esta intervención quirúrgica cuando se ha completado el crecimiento de la cara.

En promedio, esta cirugía tiene una duración entre una y tres horas, dependiendo de la complejidad de las alteraciones a corregir.

Los riesgos son los que tienen toda cirugía, por la anestesia general. En cuanto al procedimiento en sí, lo más difícil es cumplir con las expectativas del paciente, por lo tanto, es necesaria una buena comunicación, planificación y dejar en claro cuáles son las posibilidades reales que existe de poder corregir las deformidades.

La recuperación de la rinoplastia es entre dos o tres semanas, pero existe restricción de realizar deportes de contacto por seis semanas

Add Your Comment